El poder de las metáforas

Diseño de la realidad

¿Qué es una metáfora? ¿Cuál es su cometido y valor? ¿Cómo podemos servirnos de ella para prosperar y ampliar nuestra perspectiva? Intentaremos resolver éstas y otras cuestiones al respecto, y procuraremos vislumbrar cómo las metáforas, si se utilizan de manera efectiva pueden configurar nuestras vidas y dirigir nuestros destinos hacia un nuevo nivel de comprensión.

Cuando explicamos o comunicamos un concepto comparándolo con algo más, estamos utilizando una metáfora.  Las metáforas son símbolos y, como tales, pueden crear una intensidad emocional mayor que las palabras que usamos tradicionalmente. Tienen la capacidad de transformar nuestra visión al instante.

Como seres humanos, pensamos y hablamos constantemente en metáforas. Las personas dicen a menudo que se sienten “entre la espada y la pared”, o “envueltas en la oscuridad”, o que “luchan por mantener la cabeza fuera del agua”. ¿No crees que podríamos sentirnos un poco más estimulados si, al pensar en la forma de afrontar un desafío, en lugar de hacerlo en términos de “luchar por mantener la cabeza fuera del agua” lo hicierámos en términos de “subir la escalera que conduce al éxito”? Creo profundamente que nuestra manera de establecer los enunciados sobre el mundo que nos rodea determinan claramente la calidad de nuestras acciones posteriores. Somos lo que pensamos.

Todos los grandes maestros (Buda, Mahoma, Confucio, Lao-Tse, Jesús) han utilizado el poder de las metáforas para transmitir el significado de sus palabras al hombre. El poder inherente en las metáforas reside en su fácil entendimiento, y en su simpleza y belleza. Las metáforas pueden proporcionarnos además mayor poder, al expandir y enriquecer nuestra experiencia de la vida. Sin embargo, si no tenemos cuidado al adoptar una metáfora, también adoptamos instantáneamente muchas de las creencias que van adscritas a ella.

Si nos sentimos mal acerca de algo, debemos echarle un vistazo rápido a las metáforas que utilizamos para describir como nos sentimos o para referirnos al obstáculo que se interpone en nuestro camino. A menudo, utilizamos metáforas que intensifican nuestras sensaciones negativas. Cuando las personas experimentan dificultades, dicen con frecuencia cosas como: “Siento como si todo el peso del mundo descansara sobre mis hombros, o bien: “Parece como si delante de mí hubiera un muro que no puedo atravesar”. Estas metáforas incapacitadoras pueden cambiarse en un instante, con la misma rapidez con las que fueron creadas.

Las metáforas no sólo nos afectan como individuos, sino que también afectan a nuestra comunidad y al mundo. Las metáforas que adoptamos culturalmente pueden configurar nuestras percepciones y acciones de manera definitoria. Nuestra crisis nacional ha generado metáforas que nos “convencen” de ciertos patrones y comportamientos sociales a los ciudadanos, y estos actúan en consecuencia corroborándolos.

Usemos el recurso de la metáfora como algo que pueda cambiar el significado con el que se asocia cualquier cosa. Podemos transformar nuestra vida con la misma efectividad con la que transformamos nuestro lenguaje. Seleccionemos con cuidado e inteligencia, para que las metáforas profundicen y enriquezcan nuestra experiencia de la vida, y la de aquellas personas que nos importen. Cada vez que escuchemos a alguien usar una metáfora que imponga límites, intervengamos, rompamos su pauta y ofrezcámosle una visión nueva y potente. Nuestra vida dará un giro rotundo si aplicamos el verdadero potencial que posee este gran recurso.

 

“Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”.

Abraham Lincoln

 

Anuncios

6 comentarios

  • Muchísimas gracias Francisco por tus palabras llenas de energía y viveza. Me complace gratamente el que este post te haya servido para ampliar tu perspectiva.

    Un cordial saludo.

  • Francisco Mendoza

    Leer tu artículo ha sido “como una inmersión en un lago de agua viva y fresca, que renueva a su contacto vigoroso mi energía personal”… saludos y gracias.

  • Gracias David por tu aportación y apreciación. Las metáforas son un recurso tremendamente valioso para anclar estados emocionales positivos. Su simpleza y su cargado simbolismo nos ofrece una posibilidad de entendimiento y mayor sensibilización ante posibles dificultades o creencias limitantes. La moraleja que reside en cada metáfora ayuda a comprender mejor la situación a la cual se hace referencia. Y como bien mencionas, el feedback resultante es más cercano, preciso y humano.

    Un cordial saludo

  • Gracias Andrés por el artículo tan bonito…no puedo estar más de acuerdo contigo de lo importante a nivel emocional y transcendente del poder de las metáforas….yo lo utilizo constantemente tanto en sesiones de coaching y en el método Lego Serious Play es fundamental el uso de estas. Está demostrado que las métaforas ayudan a dar un feedback mucho más cercano…

    Fantástico….

  • Muchísimas gracias Victor por compartir tu perspectiva. Las metáforas comportan una simbología cargada de connotaciones emocionales que configuran de manera importante nuestro enfoque sobre la realidad, y sobre lo que ésta puede proporcionarnos y brindarnos. Por eso, resulta de vital importancia escoger aquellas metáforas que potencien nuestros talentos y desarrollen la más alta visión de lo que somos capaces.

    ¡Felices fiestas!

  • Andrés,

    Estoy de acuerdo con el poder de las metáforas en el lenguaje, con lo que representan en el comportamiento del ser humano y con lo que dices en tu árticulo. Te animo a seguir profundizando en estas ideas y contexto.

    Víctor Delgado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s