Sistema de creencias: El paradigma que rige nuestra vida

piensa-positivo

A menudo nos vemos inclinados a pensar que son las circunstancias y las experiencias las que controlan nuestras vidas, y que es el ambiente, el principal responsable de habernos configurado tal y como somos. Esta falacia básica es la causante de tanta desdicha e irresponsabilidad en este mundo. No son las circunstancias de nuestras vidas las que nos configuran, sino nuestras creencias acerca de lo que significan esas circunstancias.

Imaginaros esta situación: Dos personas nacen sin ninguna de sus extremidades, pero cada uno de ellos le da un significado distinto a esa experiencia. Uno “sabe” que su vida será una experiencia miserable, la cual, generará una dependencia terrible de los demás, y en el que ninguno de sus sueños verá la luz debido a sus impedimentos. Cree que no tiene ninguna posibilidad de realizarse en este mundo, y que el haber nacido sin extremidades supone una tremenda injusticia y tortura. La otra persona, sin embargo, decide ver este “impedimento” como una vía para manifestar con más tesón si cabe, sus más profundos anhelos e ilusiones. Intenta vislumbrar el sentido particular de su existencia y hacer un ministerio de ella. ¿Dónde radica tal diferencia de pensamiento y acción? Esta diferencia radica en las creencias y los valores que cimientan la vida de cada uno de ellos.

Las creencias tienen el poder de crear y revitalizar nuestra vida o de incapacitarnos y destruir nuestros anhelos e ilusiones. Algunas personas han tomado el dolor de su pasado y se han dicho: “Intentaré que mi experiencia negativa y dolorosa sea un revulsivo para mi vida, y procuraré que nadie más la padezca”. No se trata de algo en lo que esas personas desearan creer, sino que más bien adoptan este tipo de creencia como una manera de encontrar un significado renovador en sus vidas. Son personas que optan por llevar una vida capacitada, en la que ellos sean los verdaderos protagonistas de su existencia.

Necesitamos recordar que la mayoría de nuestras creencias son generalizaciones sobre nuestro pasado, basadas en interpretaciones de experiencias dolorosas y placenteras. Nuestras experiencias particulares moldean tremendamente nuestras creencias, así como los filtros recibidos por nuestros parientes más cercanos, la escuela, la sociedad y nuestros amigos. Todas estas influencias producen en nosotros un paradigma con el que funcionamos, evaluamos y existimos en el mundo. Todas nuestras acciones son el resultado de nuestras creencias, y la calidad de nuestros resultados dependerá de si la creencia limita nuestra visión o la capacita a lograr grandes cosas.

La forma de expandir nuestras vidas consiste en tomar como referencia las vidas de aquellas personas que ya han tenido éxito. No hace falta reinventar la rueda nuevamente y probar haciendo experimentos de ensayo y error. El éxito deja huellas notorias y visibles, solo tenemos que percatarnos sobre que los hace “especiales” ante los demás, y adaptar sus conocimientos a la visión particular de cada uno. Debemos hacernos preguntas que insten a la reflexión: ¿Qué métodos llevan a cabo para lograr los resultados que obtienen? ¿Cuáles son las creencias que adoptan para llegar a dónde están? Todos los grandes líderes han tenido dudas y momentos en los que parecía que nada podía salir según lo esperado. Pero lo que les distingue de la gran mayoría es su capacidad continua de aportar creatividad a los problemas que les suceden, y ser capaces así de encontrar la solución deseada a su problema.

La solución creativa de cualquier problema dependerá de la calidad de nuestras creencias, y de si éstas nos capacitan o limitan. Por eso resulta relevante adoptar creencias potenciadoras que nos produzcan una sensación de total certidumbre en lo que hacemos. Esta clase de creencia nos permitirá expandirnos y emprender las acciones necesarias para engrandecer nuestra propia vida y la de aquellos que nos rodean.Empecemos hoy a desarrollar el hábito de enfocar la atención sobre las consecuencias que tienen las creencias en nuestra vida. Tomemos el control de los acontecimientos y subamos al siguiente peldaño de realización. La calidad de nuestra vida depende plenamente de ello.

“Yo creo que el verdadero ingenio consiste en la capacidad de reunir nuestros recursos más poderosos por el sencillo procedimiento de sentirnos absolutamente convencidos de ellos”

Tony Robbins

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s