El verdadero propósito: Sé lo mejor que puedas ser

Women at sunset

Hace poco leí una afirmación de Darryl Anka que me impacto mucho por la revelación que trae consigo: “Tu propósito principal no es el objetivo prioritario que con tanta ansia persigues. Tu verdadero propósito es ser lo mejor que puedas ser y concebir. Tu objetivo no es más que el método que escoges para mostrar tu mejor versión. Al leerlo tome conciencia de algo que a mi juicio me pareció muy importante; nuestros objetivos, carreras y logros no son lo que determina nuestra valía ni plenitud. Lo que realmente nos convierte en personas plenas e íntegras es saber con absoluta certeza, que hemos dado el cien por cien de nuestro potencial al servicio de una visión o perspectiva. Es decir, cuando hemos aspirado a brindar lo mejor de nosotros mismos alcanzando crecimiento, excelencia y progreso durante el proceso.

Los objetivos y metas, sin embargo, parecen erigirse como las piedras angulares de la felicidad y la realización. Constituyen el premio ansiado que producirá la “transformación” definitiva en la persona que lo alcanza. “Cuando llegue…”, “Cuando alcance…”, “Cuando logre tal estado….”, entonces todo cobrará sentido y forma. Nada más lejos de la verdad. La realidad del objetivo viene marcado por el progreso consistente diario que genera momentumesta palabra se utiliza en el argot tenístico y significa: inercia positiva e inspiradora, la cual genera una gran dosis de confianza y poder. A partir de este parámetro, se obtiene una congruencia total, ya que los pequeños progresos diarios son más que suficientes para obtener una sensación poderosa de crecimiento, contribución y felicidad.

Con esto no quiero restar importancia a los objetivos. Es absolutamente loable y digno intentar dar forma a tu visión más profunda. Simplemente quiero hacer hincapié en el hecho de que su consecución no comporta nuestro mayor bien, y que en el propio camino que vamos emprendiendo se puede obtener una sensación de dicha inexpugnable. ¿A qué se debe esto? Nuestra dicha es fruto de nuestra entrega total e incondicional hacia esa mejor versión que buscamos. Al ir elevando nuestros estándares sobre aquello que consideramos más importante en nuestra vida, tendremos la posibilidad de disfrutar diariamente de los progresos realizados, obteniendo una sensación de vitalidad y un enfoque positivo e inspirador.

Tenemos que comprometernos diariamente a elevar el listón de nuestros pensamientos y acciones, esta es la única manera de lograr un crecimiento expansivo. Resulta necesario planificar detalladamente nuestro día priorizando aquello que es importante sobre lo urgente. Lo importante son aquellas acciones que sabes, tienes que acometer, son realidades ineludibles. Lo urgente son aquellos sucesos o detalles que pueden parecer importantes (contestar una llamada, enviar un extracto o documentación a alguien), pero que pueden ser delegados o resueltos en otro momento. Lo importante tiene que ver con tu crecimiento y tu visión personal, lo urgente está relacionado con la satisfacción de una necesidad puntual. Recuérdalo.

Resulta dificíl crear una versión excelente sino tenemos claro que aspectos y visiones deseamos manifestar en nuestra vida. Pregúntate de manera decidida: ¿Cuál puede ser mi aporte genuino a este mundo? ¿Qué parte de mi potencial estoy dispuesto a liberar? ¿Estoy dispuesto a crecer y llegar a ser un fuerte y vigoroso “roble”? ¿Qué es lo que más deseo, amo y estimo en mi existencia? Todas estas preguntas nos abrirán la puerta a nuevas posibilidades de concebir un magnífico ser en todos los ámbitos. Preguntas conscientes y poderosas, respuestas creativas e inspiradoras. La calidad de nuestra pregunta determinará con rotundidad la creatividad y la inspiración que ofrezca nuestra respuesta.

Una vez que hallamos interiorizado y creado la visión, la inspiración y el plan específico diario, solo queda dar rienda suelta a nuestra creatividad y nuevos estándares. Intentar dar lo máximo en cada momento y marcar una notable diferencia en nuestra calidad de vida y en la de otras personas. Para eso hemos venido a este mundo, para evolucionar, crecer, contribuir y ser mejores, no para llegar a la cima de la montaña de la autorrealización otorgada por ese objetivo ideal. Muchas personas han llegado a cumplimentar ese objetivo tan anhelado para después preguntarse con cierta desesperanza: ¿Acaso esto es todo?

El compromiso y la perseverancia resultan claves en este interminable proceso de mejora constante. Saber que estamos alineados totalmente con nuestra pasión es el combustible indispensable para salir hacia adelante cuando los altibajos se produzcan. Es poseer la convicción clara de que nuestra visión es posible con esfuerzo, dedicación y voluntad. Como decía Lao-Tzu: “Un viaje de diez mil millas se empieza dando el primer paso”.

Grandes desafíos y aventuras nos aguardan en el misterioso sendero de la vida, pero es precisamente esto lo que la convierte en algo tan increíblemente valiosa y digna de ser descubierta. Vivamos de acuerdo a nuestros más profundos estándares y hagamos realidad nuestros sueños. Aspiremos a la grandeza que nos pertenece, es una de la señas más notorias y potentes de la personalidad humana.

 

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa, la última de las libertades humanas: la capacidad de elegir su actitud personal ante un conjunto de circunstancias dado, la capacidad de elegir su camino y labrar su destino”.

– Viktor Frankl

 

Photo Credit: Fotolia

 

Anuncios

14 comentarios

  • Muchísimas gracias Tatiana por tu aportación. Estoy bastante de acuerdo con lo que planteas. DAR es una de las claves indispensables para que la satisfacción y el gozo se intensifiquen y crezcan al ser compartido con otros.

    Sin embargo, antes de poder dar a los demás, hace falta primero darte de manera incondicional a ti mismo, todo el amor, comprensión, reflexión y cuidado necesario. No puedes DAR nada de manera efectiva y sincera a los demás, si antes no lo has experimentado en tu propio ser. Es una condición indispensable.

    A veces el enfoque está puesto excesivamente fuera y en el otro, sin antes resolver la intuición y el anhelo de crecimiento que propone tu ser. Indaga en él, observa de manera detenida todas sus manifestaciones, y conecta con el propósito que muestra de manera genuina tu camino.

    Y una vez que lo descubras brinda el 1000% en favor de esa perspectiva.

    Un cordial saludo.

  • Tatiana Villanueva

    Hola Andrés
    Realmente la dicha y plenitud de nuestra existencia es DAR, entregar lo mejor de uno. Hoy compartí esto para mis amigos, no es el mismo punto, pero si hay total importancia en esta pequeña frase de SÉ lo mejor que puedas ser : “Considero que todo aquello que dejo entrar a mi vida es importante, no puedo decir que no me afecta en absoluto lo que estas personas me hagan o me digan . Es cierto soy la misma,segura de lo que soy y de lo que me hace feliz, nadie va a cambiarme pero si contribuyen de alguna manera a un cierto estado de ánimo, estado que no es permanente, que cada día es diferente ,aveces cada hora. Unas palabras, algunos detalles, buenos y malos;todos contribuyen. SÉ lo mejor que puedas ser con los demás porque así serás tratado TÚ. Todos somos responsables de todos los demás. Si tienes esa responsabilidad (todos) contribuye para bien AMIGO.
    gracias 🙂 ”
    Bueno puse esa frase en la pensé en Google, así llegué aquí, y este artículo que ayudó mucho. Todo está en uno mismo, y estarás contribuciones definitivamente nos orientan .

  • Pingback: SIETE ACTITUDES PODEROSAS PARA REVITALIZAR TU VIDA | Dalequedale.com

  • Pingback: SIETE ACTITUDES PODEROSAS PARA REVITALIZAR TU VIDA | Gestión de personas – Ing. Gustavo Vittek

  • Gracias Edith por tu aportación. Me alegro que el post te haya inspirado a sacar la mejor versión que reside dentro de ti. La disposición es la base para que pases a la acción, así que has hecho la mitad del camino. Cree inquebrantablemente en ti y valórate como alguien merecedora del éxito que buscas.

    Un cordial saludo.

  • Edith Verdejo

    Estimado Andrés: Un artículo muy inspirador, pero lo mas importante “hacerlo” en mi día a día, un saludo cordial.

  • Efectivamente Adrián!

    Estas son las preguntas que catapultan a las personas a dar lo mejor de sí mismos en cada circunstancia y situación. Hay que indagar al mismo núcleo en donde reside nuestra pasión y propósito particulares, y no tener miedo a darle forma.

    Estar en sincronía con nuestro propósito da certidumbre, paz y perspectiva a nuestra vida.

    Un cordial saludo!!

  • Gran pregunta Andrés!
    ¿A que vinimos al mundo?, ¿qué queremos?, ¿qué anhelamos?
    Yo actualmente descubrí un potencial en las redes sociales para hacerme notar, de a poco va dando frutos! Veo que es un medio para lograr mi propósito!
    ¿Qué quiero? Hacer sonar mi nombre! ¿Para qué? Para que vean lo que se hacer y lo que me gusta! ¿Qué anhelo? Desarrollarme como profesional!.
    U n cordial saludo!

  • Gracias por tu aportación y perspectiva Elconfiativo. A veces nos centramos insistentemente en el objetivo final y descuidamos el proceso, perdiendo de vista todos los matices de aprendizaje, mejora y esfuerzo que posee. Tu vida se desarrolla en el presente, en este preciso instante puedes obtener un nivel de dicha inigualable si así lo deseas, tu dicha no tiene que venir refrendada por la consecución de un objetivo, esto es simplemente la punta del iceberg.

    De ahí la importancia de interiorizar el principio que comento de Darryl Anka: “Tu propósito principal no es el objetivo prioritario que con tanta ansia persigues. Tu verdadero propósito es ser lo mejor que puedas ser y concebir. Tu objetivo no es más que el método que escoges para mostrar tu mejor versión“. El verdadero objetivo es ser el mejor TÚ que puedas concebir, ya que eres único, no ha habido una identidad específica como la tuya antes, ni la habrá después. Ocupas un espacio, un tiempo y un nivel de experienciación determinado. Simplemente; ¡sacale partido a esta experiencia y al maravilloso regalo que supone estar VIVO!

    Cuando te comprometas fielmente con este principio, te aseguro que tu vida dará un salto cualitativo.

    Un cordial saludo y feliz día.

  • Andres muy buen artículo. Tienes razón, lo importante no es hacer las cosas sino hacerlas lo mejor que podamos. Pienso que es fundamental para cualquier persona que desee mejorar pensar siempre en si lo que está haciendo es lo mejor que puede hacer o si falta un poco más de esfuerzo. Comparto totalmente contigo esta filosofía de vida y he sido testigo de que sin importar lo que hagamos o quienes seamos, el esfuerzo y dar lo mejor de nosotros mismos siempre trae grandes recompensas. Me quedo con la frase de Viktor Frankl, nos pueden quitar todo pero jamás nos quitarán la oportunidad de forjar nuestro propio destino y de llegar hasta donde queramos. Un gran saludo desde Colombia y te invito a visitar mi web http://www.confiatividad.wordpress.com Gracias y espero verte pronto.

  • ¡Gracias Tony por tu reflexión! Los objetivos son VÍAS para manifestar nuestros valores, personalidad y propósito, ¡pero NO son el propósito mismo! Tú mismo eres el propósito (tu despliegue y aprendizaje según los parámetros que tú eliges) ,el como lo desarrollas dependerá de tu visión. A veces nos obsesionamos con su consecución pensando que sin él nuestra vida perderá valor o que los esfuerzos brindados serán en balde. Nada más lejos de la verdad. De toda acción o resultado se aprende algo, si estamos dispuestos a extraer esa lección de la experiencia.

    Vivamos según nuestros más altos estándares, sabiendo que los objetivos son solo una parte más del inmenso y desafiante camino que tenemos por recorrer.

    Un cordial saludo.

  • Extraordinaria reflexión Andrés, muy importante para gestionar los momentos duros y para perderle el miedo al fracaso relacionado con los objetivos no alcanzados!!!

  • Muchísimas gracias por tu aportación Josepe. Resulta de vital importancia interiorizar la relevancia que supone desarrollar nuestra mejor versión, así como el compromiso con la filosofía del KAIZEN (mejora constante e interminable).

    La plenitud se obtiene cuando hay crecimiento y contribución con lo que hacemos en el día a día, no por la obtención de un objetivo determinado. La inercia positiva que se produce al alinearnos con nuestra mejor versión produce por añadidura la consecución de nuestros objetivos y anhelos, no al revés.

    Un cordial saludo.

  • excelente post, Andrés, me siento completamente alineado con lo que dices. Estupenda tu labor, enhorabuena!!

    un gran abrazo

    Josepe García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s