Cinco sensacionales hábitos para despertarse energizado, confiado y motivado

On the Road

 

Todos hemos sentido alguna vez esa perturbadora sensación de despertarnos con el tiempo justo para realizar todas las tareas pertinentes de la mañana. En veinte minutos o a lo sumo en treinta, todos los quehaceres triviales e importantes deben estar terminados, para salir de casa como si de un caza estadounidense se tratase rumbo al trabajo.

Desde el momento en que te levantas, inicias una batalla interna para llegar a todas tus obligaciones teniendo que “desdoblarte” durante el proceso. Cada acción es realizada de manera mecánica, apática y sin presencia, y a menudo teniendo que posponer o dejar de hacer asuntos cruciales para tu devenir en el día. El quid de la cuestión es que este improductivo hábito está malogrando y creando un estado emocional erróneo para afrontar con garantías la mañana y el resto de tu día.

¿Y aún te preguntas por qué la dinámica del día no funciona a tu favor?

Resulta preciso ser conscientes de que si empiezas tu día con prisas, escasa concentración y alterado es muy probable que arrastres esta inercia en tu trabajo y a lo que resta de día. Es un círculo que se retroalimenta haciendo el hábito en cuestión cada vez más difícil de cambiar y afrontar de manera satisfactoria. Los costes de este hábito son elevadísimos para tu bienestar y paz interior.

Llegados a este punto, ¿Qué acciones o hábitos podemos emprender para maximizar la mañana y despertarnos energizados, confiados y motivados?

Estas son las acciones y hábitos que bajo mi punto de vista pueden relanzar tu actitud matinal para sentirte el constructor activo de tu día:

1. Tómate cinco o diez minutos de “adaptación al despertar”

Muchos de nosotros tenemos la mala costumbre de levantarnos con el piloto automático y empezar a realizar las tareas y acciones a una velocidad vertiginosa. El tiempo está ajustado al milímetro, y esto no permite un pequeño lapso de aclimatación que te permita conectar mejor con tus necesidades y contigo mismo. Te recomiendo que antes de empezar cualquier tarea o acción, te tomes de cinco a diez minutos de aclimatación. Tómate un zumo o un té en tu terraza o con la ventana de tu cuarto abierta y respira profundamente el aire pensando lo afortunado que eres por tener un nuevo día en el cual poder experimentar, crecer y compartir. Disfruta de ese momento y conecta de manera sincera con tus necesidades actuales y pregúntate, ¿Cómo puedo hacer que este día marque la diferencia en mí mismo o en otros?

 

2. Organiza y realiza tus decisiones triviales la noche anterior

Acostúmbrate a eliminar toda la carga posible en relación a las pequeñas decisiones triviales que tendrás que tomar a la mañana cuando te despiertes. Organiza la ropa que te vas a poner la noche anterior, así como la elección de tu desayuno u otros detalles parecidos. Como menciona el emprendedor, inversor y escritor Tim Ferriss en su libro The Four Hour Work Week: “Poseemos una cantidad limitada de voluntad y foco en lo que se refiere al proceso de decisión, una vez sobrepasado ese umbral, la decisión entra en un estado de fatiga”. Si realizas las decisiones triviales pertinentes la noche anterior, tendrás mayor capacidad de pensar e indagar en las grandes decisiones que tendrás que tomar a lo largo de la mañana. Pruébalo.

 

3. Realiza una breve sesión de meditación o escucha música relajante antes de irte a dormir

Evita por todos los medios realizar cualquier tarea física o mental de alto grado, la última media hora antes de irte a dormir. Todo el bagaje o residuo mental que queda de las actividades realizadas se irá contigo al descanso. En su lugar realiza una breve sesión de meditación o escucha una sesión de música ambiental, relajante o zen que te ayude a entrar en un estado de máxima relajación y tranquilidad. Los beneficios de la meditación son tremendos tales como: incremento de las emociones positivas, estimulación del sistema inmunológico, disminución drástica de la ansiedad y otras muchas ventajas. Tu descanso se verá multiplicado, tu mente se encontrará relajada, y dormirás de manera mucho más placida y reparadora. Para mejorar las técnicas de meditación y tu soltura en esta disciplina, te recomiendo el libro de Kavindu titulado Mindfulness.

 

4. Recarga debidamente las pilas y desayuna de manera adecuada

Tu cuerpo lleva en ayunas al menos 8 horas, por lo que tus reservas de energía se encuentran bajo mínimos y necesitan ser restablecidas. Si llevas a cabo tu ritual matutino de manera automática sin tomarte el debido tiempo para desayunar alimentos de alta calidad, tu mente no se encontrará en el estado adecuado para actuar con creatividad, presteza y energía. Por tanto, resulta vital tomarte 20 minutos para desayunar alimentos altos en hidratos de carbono de lenta absorción (cereales, pan integral) , para que así tu energía se distribuya a lo largo de toda la mañana. La ingesta de proteínas (leche de soja, yogur natural, omelette) y grasas saludables (frutos secos, aguacate) son también muy recomendables.

 

5. Evade las noticias y los medios de comunicación

Este es uno de los hábitos más difíciles de romper y llevar a cabo, pero sin duda uno de los más productivos en cuanto a mentalidad, focalización y buen estado emocional se refiere. Resulta complicado mantener una confianza y energía altas, cuando te ves expuesto a toda la información negativa y abrumadora que exponen los telediarios y noticieros matutinos. Si quieres estar informado elige de manera consciente la información que digieres y no te expongas a recibir cualquier tipo de “basura” informativa. Tu energía y motivación personal lo agradecerán, así como tu mentalidad que permanecerá más fresca, vital y energizada. En lugar de ver los informativos puedes leer algún ensayo interesante o algún artículo innovador que hable sobre temas que te interesen. Cultiva tu mente con las mejores semillas y aléjate de la maleza.

 

Aplica de manera consistente estás claves desde hoy mismo. No pospongas lo que sabes que puede marcar una gran diferencia positiva en tu día. Si te sobrepasan aplicar las cinco claves, intenta incorporar una a una y céntrate hasta que sea un hábito en ti para después pasar a las siguientes. Tus mañanas cambiarán de manera radical y sentirás una energía inédita para ti hasta ahora. ¿Estás dispuesto a maximizar tus mañanas?

 

“La gente creativa, equilibrada y feliz no surge de la nada. El obstáculo es su compañero de viaje más fiel. Es aquel que engrandece la perspectiva y la visión de aquellos que están comprometidos con una cuestión: CRECER”.

– Andrés Cuevas

 

 

 

 

Anuncios

7 comentarios

  • Hola Andrés
    Disfruté de leer este artículo, tus consejos son directos y simples pero aun así, la mayoría de nosotros no los hacemos y seguimos empezando nuestros días a saltos y apuros.

    A mí siempre me gusta incluir la parte de “agradecer” en la rutina. Ya sea al acostarse o al despertar. Estoy convencida que al agradecer nos llenamos de pensamientos positivos y nos motivamos a hacer más por nosotros y por lo que nos hace feliz.

    Gracias por tu aporte y hasta pronto
    Marie

  • Hola Andrés. gracias por compartir tus conocimientos. me gustó leer tu artículo y reafirmar una práctica que realizaba inconcientemente y poder mejorar la. gracias

  • Gracias Lucía por tu feedback y comentario. Efectivamente, unas poquitas claves bien estructuradas y llevadas a cabo, pueden marcar una diferencia notable en nuestro desempeño diario. Me alegro que te hayan aportado perspectiva. ¡Feliz día!

  • Muy enriquecedor y por supuesto, una ayuda para fortalecer nuestro despertar cada mañana. A poner en práctica, tan significativas enseñanzas
    Mi alma lo agradece, mi salud lo requiere
    Gracias, Gracias, Gracias !!!

  • admvosdlasalud

    Reblogueó esto en admvosdelasalud.

  • Gracias Jesús por tu comentario. Tus rituales matutinos son la base de tu mentalidad y tu actitud con la que afrontas los distintos desafíos que te ofrece el día. Mientras más robustos sean tus hábitos y más emocionalmente competentes sean, mejor serán tus resultados y tu satisfacción personal.

    Un cordial saludo.

  • Qué buen artículo!!
    Está claro que tus hábitos mañaneros, a la largan, forjan tu destino. Tan simple como importante.
    Un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s